lunes, 5 de septiembre de 2011

"Recuperando viejas leyendas" - Joan Creus




EL PERSONAJE A GRANDES RASGOS

FICHA PERSONAL

Nombre completo: Joan Creus Molist.

Fecha de nacimiento: 24 de noviembre de 1956.

Lugar de nacimiento: Ripollet (Barcelona).

Altura / Peso: 1,76 m / 73 Kg.

Puesto: Base.

PREFERENCIAS DEPORTIVAS

Jugador español: NINO BUSCATÓ. (pincha para ver su artículo).

Jugador europeo: Dragan Kikanovic.

Jugador mundial: Michael Jordan.

Mejor entrenador: Joan Todolí (juveniles de Ripollet).

Mejor partido jugado: Manresa – Cacaolat (1985 – 86).

Mejor recuerdo: Desaparición del Granollers en 1993 por problemas económicos.

Rival más complicado: Nacho Solozábal, Quim Costa y André Turner.

Mejor equipo contrario: La Cibona de Petrovic.

Mejor árbitro: Pedro Hernández Cabrera.

PALMARÉS

Liga Nacional y desde 1983 ACB (2):
    - 1 con el FC Barcelona 1980 – 81.
    - 1 con TDK Manresa 1995 – 96.

Copa del Rey (3):
    - 2 con el FC Barcelona.
    - 1 con TDJ Manresa.

Con la selección:
Medalla de Plata Eurobasket  de Nantes en 1983.
28 internacionalidades.

INTIMIDADES EN EL BASKET

Manía confesable: Mantener el mismo orden en la bolsa de ropa para los partidos.
Como llegó al baloncesto: Por tradición familiar. Mi padre fue jugador de primer nivel, primera división y selección catalana.

Ídolo al que quería imitar: NINO BUSCATÓ.

Le gusta que le recuerden como : Un jugador muy complicado en todos los equipos en los que estuve.

Le habría gustado ganar… : Una competición Europea.

Se planteó dejarlo … : Cuando desapareció el Granollers.

Su mayor virtud: Se un base muy anotador y dominio de todos los aspectos del juego.

Su peor defecto: Poco peso para defender a bases más altos y corpulentos.

UN JUGADOR PECULIAR

Joan representaba la antítesis del jugador dentro de una cancha de baloncesto: delgado, liviano y pequeño, aunque supliera con creces su falta de estatura y peso con su rapidez y una inteligencia en pista innata; Joan era un jugador peculiar.

Los 1,76 m de altura de Creus estarían por delante en el ranking de bajitos de la NBA de sólo ocho jugadores… en más de sesenta años de historia.

Otro aspecto a destacar de nuestro protagonista, son los años de carrera. El año de retirada de un jugador profesional de baloncesto es variable, depende de multitud de factores, aunque se podría situar entre los 32 y 35 años. Joan Creus se retiró nada menos que a los 42 años y 6 meses. La diferencia que había en Creus con respecto a otros jugadores que se retiraron tarde como Kareem Abdul Jabbar o Robert Parish, era el rol en su equipo en la marcha definitiva. Mientras que los anteriormente nombrados con el paso del tiempo su huella y su contribución era mínima y no pasaba de testimonial,  Joan se fue siendo el líder y más destacado en varías categorías estadísticas de un equipo de nivel alto en la ACB. Fue campeón de liga en la temporada inmediatamente anterior a su retirada con el TDK Manresa (1997 / 98).


UN HOBBY PARA GANARSE LA VIDA

Joan Creus tuvo la gran suerte de acabar dedicándose profesionalmente a lo que era un hobby para él.

“Jugaba al baloncesto desde pequeño en mi Ripollet natal, me encantaba jugar y lo hacía con ilusión. La influencia de mi padre fue importante porque llegó a jugar a un muy buen nivel. Lo mejor que te puede pasar cuando se dan estas circunstancias es que al final lo que es una gran afición se convierta en tu profesión. Que te guste tu trabajo y disfrutes haciéndolo debe ser el ideal para una persona al llegar a la edad laboral”. Narra Creus.

Joan Creus destaca especialmente a dos personas en esa época de incertidumbre hacia lo que el futura del baloncesto le podía deparar.

“En los juveniles del Ripollet, el entrenador Joan Todolí fue la persona que me transmitió la pasión por el baloncesto, el que me enseñó a quererlo. Juan Coma también fue entrenador mío en Ripollet tiempo después y fue el que confío en mí y me llevo a Hospitalet dando un salto de categoría muy importante”.

Aunque a Joan le costó irse de su Ripollet natal, el detonante de su ida fue finalmente el hecho de que Ripollet tuvo que renunciar a poder integrase en la 1ª B debido a problemas económicos.
Tras dos años en Hospitalet, Creus marchaba al club en el que más temporadas permaneció en dos etapas diferentes, el histórico Granollers, hoy tristemente desaparecido.

UNA NUEVA ÉPOCA – ASENTAMIENTO DEFINITIVO.

Poco antes de cumplir los 24, Joan Creus afrontaba la prueba definitiva, integrarse en uno de los grandes del baloncesto catalán y español, el FC Barcelona. Aquí Joan se encontró una palabra que era nueva para él, la suplencia, con el despegue del histórico NACHO SOLOZÁBAL sus minutos en cancha se vieron reducidos.

Durante los dos años en el FC Barcelona, a su juicio integrado en la mejor plantilla en la que nunca jugó, le hubiese gustado disputar más minutos.

Terminado el periodo barcelonista, Joan prefirió continuar en Cataluña e irse por segunda vez al mítico Granollers.

“En Granollers desarrollé el núcleo de mi carrera. Éramos modestos, pero en algunas ocasiones conseguíamos grandes victorias ante equipos excelentes. Por ejemplo, en más de una ocasión pudimos ganarle al Real Madrid, se nos daba bastante bien. Pero la historia acabó en 1993 debido a los “como no” problemas económicos. En ese momento pensé seriamente en la retirada”. Cita Joan Creus.

Joan no se marchó y a los 36 años, aceptó una oferta del Manresa, cuando lo normal hubiese sido la retirada.

28 INTERNACIONALIDADES, UN BREVE PASO POR LA SELECCIÓN

El paso de Joan Creus por la selección fue claramente breve. NACHO SOLOZÁBAL, al igual que sucedería en el Barcelona, era el principal problema. JUAN CORBALÁN (pincha para ver el artículo) ostentaba la titularidad indiscutible y en el período en el que Creus despuntaba era uno de los mejores bases del continente, si no el mejor. Para el puesto de tercer base estaban Quim Costa, José Luis Llorente y él.

A Joan le hubiese gustado ir a unos Juegos Olímpicos. Fue a un Eurobasket y a un mundial, pero cuando tocaba la cita olímpica siempre iba Llorente.

LA ETAPA EN MANRESA. A LA EDAD… EXPERIENCIA.

Manresa nunca había optado a ganar alguna competición de prestigio  (exceptuando la final de la Copa del Rey en 1980 que perdió frente al Barcelona 92 – 83)… hasta la llegada de Joan Creus.
La Copa de 1996 marca el inicio de los mejores tres años en la historia del Manresa, por aquella época patrocinada por TDK.

Tras deshacerse del C.B. León y del anfitrión, en la final esperaba el todopoderoso Barça (finalista de la Euroliga meses más tarde).

“Cuando llegamos a la final éramos consciente que lo normal era perder, pero hubo una conjura total de toda la plantilla”.

La excepción se cumplió y el TDK Manresa se alzaba con su primera Copa derrotando al gran Barça. Más que bien, Joan resultó el elemento decisivo y desestabilizador para desgracia del Barça. 25 puntos, con 4 triples.

La celebración por las calles de Manresa fue apoteósica, pero nada comparado con lo que iba a suceder dos años después.  Una Copa puede tener que ver con la suerte, con el estado de forma… Pero una liga, ya no es lo mismo.

“El último partido de la liga regular perdimos en la pista del Cáceres. Si hubiéramos ganado habríamos acabado cuartos, así que acabamos sextos. La gente estaba triste porque perdíamos las opciones de jugar play-off con ventaja de campo". Con desventaja de campo lograron ganar a Estudiantes y al Real Madrid, que ya los habían ganado en liga. En la final se enfrentarían al TAU del actual seleccionador Sergio Scariolo.

“Ellos eran claramente favoritos, la presión era suya. No teníamos nada que perder. Todas las “trampas” tácticas que preparaba Scariolo las solucionamos con mucha inteligencia, sin ponernos nerviosos. Dio igual todo lo que se nos ponía por delante, nos salimos con la nuestra”.

El milagro del presupuesto modesto se había producido, uno de los más bajos de la categoría, y además se daba una circunstancia que denota el dominio absoluto con el que las grandes potencias del baloncesto español habían sometido al resto. Era la primera vez que ni Barça ni Madrid llegaban a una final de la ACB.



Joan Creus abandonó la práctica profesional del baloncesto con casi 43 años de edad, en la temporada 1998 / 99.


FUENTE BIBLIOGRÁFICA: "HISTÓRICOS DEL BALONCESTO ESPAÑOL" de Juan Francisco Escudero.

Comparte esta entrada

votar

3 comentarios:

  1. He estado mirando tu blog de reojo,y chaval,tienes un blog de calidad! Sigue así y llegarás lejos,muy lejos!!

    ResponderEliminar
  2. sigue con el blogg!!!!!!!

    ResponderEliminar

Free Basketball MySpace Cursors at www.totallyfreecursors.com